jueves, 3 de mayo de 2012

¿Un adivino del siglo XVIII?



¿Un adivino del siglo XVIII?
“… y así se ve que en las ciudades en que el comercio y las fábricas proporcionan subsistencia a las últimas clases del pueblo, empleando un capital grande, el hombre es generalmente activo e industrioso y tiene cierta economía esperando mejorar su situación; pero en las que no hay otro medio de subsistir que por la residencia constante o periódica de una corte donde el pueblo bajo vive tan solo de lo que gastan los ricos el ser humano es por lo general perezoso, descuidado y pobre; y así se han visto algunos lugares, adelantados por el progreso de sus fábricas, caer en la pereza y la miseria solo por haber establecido algún señor  poderoso su residencia en sus inmediaciones.”
Texto de “La Riqueza de las Naciones” (1776), de Adam Smith (1723-1790), de la versión adaptada al castellano en 1803.
¡¡Esto es increíble!!, ¿Cómo es posible que un escocés, del siglo XVIII, (por si hay alguien que no lo sabe esto es el número 18 en números romanos), pudiera adivinar, reconocer y describir a la corte socialista de la Junta de Andalucía de finales del siglos XX, (20) y principios del XXI (este ya no lo voy a decir, ya está bien.)?
Me parece que voy a empezar a creer que existen adivinos, lo mismo me encuentran viendo dentro de unas noches los programas de madrugada donde los “echadores de cartas” nos dicen que ven nuestro futuro. Después de comprobar lo ocurrido después de dos siglos, ¡soy creyente!.
¿Cómo pudo ver “el escocés” el PER, las subvenciones para cocaína, los ERE’S, el reparto de dinero público, Canal Sur, los años de Santana Motor, Delphi, Marbella con su Malaya, Matsa, Climocubierta, Invercaria, los comisionistas, los hermanos, los hijos...?
Creo que me voy a pasar del Ron al Whisky, ¿y si al final el Marqués de Condorcet tenía esa capacidad por beber de licor tan famoso de su tierra?. Lo mismo me entero de quien va a ganar la Eurocopa de esta primavera-verano, apuesto, y me hago rico.

No hay comentarios: