viernes, 25 de diciembre de 2015

Resultados

Cómo ver los resultados de las últimas elecciones celebradas el 20 de diciembre de 2015?. Vamos a realizar un resumen:
Pp 123 diputados
PSOE 90 diputados
Podemos 42 diputados
Ciudadanos 40 diputados
En común 12 diputados (Path Ada Colau Barcelona)
Compromis 9 diputados (Valencia)
Mareas 6 diputados (Galicia)....
Prefiero no seguir pero el resto son partidos que, o se incluyen en el consenso socialdemócrata desde el nacionalismos, o son abiertamente de izquierda radical.
Por desgracia y una vez más seguimos sin representación de una opción liberal que se pueda oír en el parlamento. Vox es lo más parecido con posibilidades y aún está muy lejos de poder llegar a tener representación, no han llegado a los 60000 votantes, una auténtica pena, esta vez ni yo los he votado apelando al voto útil a ciudadanos por encontrar algo de cambio y aire fresco en esta democracia que nos ha tocado sufrir.
Es imprescindible no dejar de extender el mensaje de la libertad individual, es duro, difícil, y probablemente durante bastante tiempo solo nos va a traer desprecios e incomprensión por parte de nuestros conciudadanos, pero la libertad no es fácil y hay que luchar por ella día a día; antes que nosotros nuestros padres lo hicieron y no podemos olvidarlo.
Estas ideas de libertad y responsabilidad merecen la pena, no lo olviden.
Para terminar recordarle algo fundamental que no podemos olvidar, "Tenemos razón".

sábado, 19 de septiembre de 2015

“Cataluña”

¿Cuánto daño, injusticia, dolor y muerte han provocado los sentimientos, cuando se siguen sin aplicar algo de razón?
En estos días, y después de la “Diada” en Cataluña, no puedo dejar de pensar en las razones que un querido amigo alicantino, y separatista catalán, intentaba exponerme cuando hablábamos sobre el problema de esta parte de España.
Después de largas conversaciones telefónicas y electrónicas, mi querido amigo siempre terminaba con una frase lapidaria, “…tú no puedes entenderlo, es un sentimiento, es algo tan grande (…); cuando llego a mi tierra y oigo mi idioma (…), no lograrás entenderlo nunca, ese sentimiento no se puede explicar…”. Con ella, intentaba escapar de cualquier argumento en contra, simplemente, no aceptaba que podía existir otra forma de ver el mundo, y que los idealismos extremistas no conducen a nada bueno.
Cuando no puedes argumentar las opiniones, cuando te demuestran que estás equivocado o que los cimientos de tus pensamientos son falsos, entras en un proceso difícil y que no todo el mundo es capaz de aceptar. No todo el mundo es capaz de evolucionar. Es mucho más fácil pensar que los argumentos exhibidos, son mentira, se han manipulado o simplemente se aceptan, pero prefieren seguir guiándose por unos sentimientos inexplicables.
¿Cómo serían los sentimientos de los alemanes cuando dieron todo el poder al pequeño cabo que los llevó a la ruina, que defendía que el sentimiento de ser alemán estaba por encima de cualquier otro y que había mucha gente que quería hacerles daño o destruirlos?
Por supuesto, siempre que los pensamientos se basan en algo que ni la razón ni la historia  contemplan, tienen que apoyarse además, y sobre todo, en la existencia de un enemigo, que tiene que ser el culpable de todos tus problemas, en cuanto te libres de él, vas a llegar al “Nirvana”, todos los conflictos van a desaparecer y la felicidad se instalará para el resto de los días cerca de ti y de los que piensan como tú. “España nos roba”, “… el resto de España vive a costa de nosotros…”; “…nos tienen oprimidos, no nos permiten ser libres…”
¿Seré yo, o realmente llevamos unos años oyendo frases parecidas a las de hace un poco más de un siglo?.
¿No hemos aprendido nada?, cuanta ilusión engañada, cuanta frustración provocada, cuanta sin razón andando por “la diagonal” de esa ciudad que fue, de esa gente que entiende que son distintos y mejores.
Mi familia es el reflejo de una España plural, fruto del esfuerzo, aciertos y errores de nuestros padres; de una fusión de gentes de todas partes de esta piel de toro y de la virtud de la buena gente que se mueve por España. Apellido catalán, de cinco generaciones en Andalucía, con reminiscencias baleares y con otros progenitores descendientes conversos y profundamente jiennenses. Eso es lo que somos y nadie es más que cualquier miembro de mi familia si no es por su esfuerzo.
Si tanto hay que respetar ese sentimiento fuera de toda razón, ¿por qué no respetar el mío? Cataluña también forma parte de mí y de España.



domingo, 6 de septiembre de 2015

¿Necesitamos un nuevo muro de Berlín en Europa?


¿Y ahora nos damos cuenta del problema?
La desgracia de esta familia siria y las imágenes del pequeño muerto en las playas turcas, parece que ha despertado conciencias. Sobre todo dentro del pensamiento único -buenista y bien pensante- instalado en los integrantes de esta sociedad, expertos en el eslalon de los problemas, en soluciones mágicas y en buscar culpables siempre fuera de nosotros. ¡Es imposible que nosotros seamos culpables o tengamos responsabilidad, nosotros somos buenos!.
Lo queremos todo, el endiosado "Estado de Bienestar", la "Democracia" por encima de todo, y que además no nos moleste con imágenes impactantes a la hora de comer y sobre todo si son cerca. Y si por casualidad si las emiten, ¡que lo arreglen!, y ¡como se atreven a dejar que ocurra!. La culpa es de Europa, de las multinacionales, de los ricos, del gobierno (siempre que hayas votado a otro), de la troika (aunque no sepas quienes son), de los neo-liberales... Creo que no se me olvida nadie, ahhhh perdonen si que lo hago, son los demonios de gran parte de nuestros conciudadanos europeos, si, ¿no se acuerdan?, ¡los americanos!, si los Estados Unidos de América, si esos crueles personajes que son culpables de casi todo, y que pese a ser humanos como el resto, con sus aciertos y errores, son desde su origen una democracia liberal, y nos han salvado varias veces en el siglo pasado. Tenemos los Estados de hoy en día en buena parte gracias a ellos, y gracias a personas que entienden que la libertad hay que  luchar por ella día a día.
Nos hemos convertido en una sociedad sumida en el infantilismo más absoluto y encima en la mayoría de los casos malcriada. 
Queremos que solucionen los problemas de los países del norte de África y del medio y próximo oriente, ¿quién?, nos da igual pero que lo solucionen, ¿cómo es posible que pueda suceder la tragedia de esta familia siria?, ¿cómo puede suceder esto a las puertas de Europa?. (Puede suceder lejos, pero, ¿aquí?).
No queremos ver lo evidente, hoy en día, este mundo, es más que nunca una aldea global. Los problemas por muy lejos que se produzcan tarde o temprano, de una forma u otra nos afectan, y escuchen bien, ¡a todos!.
Queremos acoger a los refugiados pero que no se les ocurra tocarnos nuestra paga, pensión, atención médica, los sueldos de los funcionarios etc. Lo siento mucho pero las cosas cuestan, si, ¿no lo sabía?. Siento mucho aguarle el día pero es así. Papá Estado nos endeuda cada año en unos 60000 millones de euros, para pagar toda esta fiesta. Y cuando acojamos a toda esta gente habrá que endeudarse más. Por cierto, yo soy de los que piensan que hay que acogerlos, por supuesto, pero que asumamos que luego nos va ha costar. (Recordémoslo cuando veamos las mareas de batas blancas, camisetas verdes etc).
¡Tenemos que hacernos mayores señores!, tenemos que volver a la mentalidad de nuestros padres y abuelos que hicieron que lográramos esta pequeña libertad y comodidad de la que disfrutamos y nos estamos cargando poco a poco.
Tenemos que hacernos responsables de nuestra vida, tenemos que trabajar para vivir y ahorrar para el futuro. Los problemas lejanos y cercanos hay que afrontarlos donde ocurra y asumir que van a tener coste. 
El problema delos refugiados hay que solucionarlo en origen, en estos países que producen las guerras y la miseria que hacen que las personas huyan hacia la estabilidad y debemos aceptar que esto tiene un coste y posiblemente alto.
Bueno, perdonen si existe otra solución, y es construir un nuevo muro de Berlín por todo occidente para evitar migraciones no deseadas, a pero esta vez no para evitar que la agente se vaya de un lugar, sino para que no entren otros.
¿Creen ustedes que esta es una buena solución?
Creo que no.