miércoles, 25 de abril de 2012

¿Somos unos malditos especuladores?



¿Somos unos malditos especuladores?
Perdonen, por lo que les voy a decir, ya sé que a mucha gente les va a doler leerlo y más de alguien de aquí, y recolector de aceituna, pero ¿por qué se debe de mantener artificial y públicamente el precio del aceite de oliva? , ¿por qué no del pan, del agua (perdón este ya se mantiene), de los tomates, lechugas, tabaco, gasolina, trigo, cerveza , vino…..? o cualquier producto que elijan ustedes. Que el precio del aceite no está lo suficientemente alto para que  los productores consideren rentable las explotaciones, pues nada no se preocupen se pide permiso y nada a almacenar. ¡Pero bueno que es esto!, ¡nos estamos comportando como esos parias de la tierra odiados por todos, y según la sabiduría popular, origen de todos los males del mundo!, sí, esperen….,  ¿Cómo se llamaban?, Ahhhhhh los malditos “especuladores”.
Si señores esas personas que se dedican a acumular algún producto, o a comprar cosas baratas para cuando suba el precio porque la oferta sea menor, vender y obtener la plusvalía. ¡Madre mía somos “especuladores”!.  Y nuestras autoridades, ¿deben velar por el bien común de la mayoría de los ciudadanos (consumidores), para que puedan comprar más baratos los productos?, o, deben de mantener precios artificial y públicamente para favorecer solo a unos cuantos, por muy grande que sea ese grupo de presión, y aunque sus negocios o explotaciones no sean rentables. ¿Vamos a subvencionarlos toda la vida?, ¿habrá dinero para ello?, ¿de donde saldrá ese dinero?.
Pues sí, la verdad es la verdad así la diga Agamenón o su…., y yo no quiero ser ni uno, ni otro, pero, ¿cómo se responde a cada una de estas preguntas?.
Debemos saber que:
“Salvar industrias no rentables destruye riqueza” y “los especuladores son los encargados de estabilizar intemporalmente los precios”  (La Economía en una Lección, Henry Hazlitt, 1947 , prologo de la séptima edición Prof. Doc. D. Juan Ramón Rallo).



1 comentario:

AndresGraná dijo...

Muy acertado todo lo que dices.

La protección a ultranza y el intento de regulación de depende que tipo de cosas es injusta a la vez que se puede revolver contra los que llevan a cabo estas practicas, ya que el futuro aún está por conocer.

En el caso del aceite de oliva y sus derivados solo queda esperar a ver que ocurre cuando se comience a comercializar desde Argentina las explotaciones que desde hace unos pocos años se han creado allí, con unas superficies de cultivo semejantes a las que hay en toda Andalucía...

Será entonces cuando veremos a que precio van a vender, o quizá malvender, todo ese aceite que estan acumulando ahora esperando mejores tiempos o precios mas altos.