domingo, 6 de septiembre de 2015

¿Necesitamos un nuevo muro de Berlín en Europa?


¿Y ahora nos damos cuenta del problema?
La desgracia de esta familia siria y las imágenes del pequeño muerto en las playas turcas, parece que ha despertado conciencias. Sobre todo dentro del pensamiento único -buenista y bien pensante- instalado en los integrantes de esta sociedad, expertos en el eslalon de los problemas, en soluciones mágicas y en buscar culpables siempre fuera de nosotros. ¡Es imposible que nosotros seamos culpables o tengamos responsabilidad, nosotros somos buenos!.
Lo queremos todo, el endiosado "Estado de Bienestar", la "Democracia" por encima de todo, y que además no nos moleste con imágenes impactantes a la hora de comer y sobre todo si son cerca. Y si por casualidad si las emiten, ¡que lo arreglen!, y ¡como se atreven a dejar que ocurra!. La culpa es de Europa, de las multinacionales, de los ricos, del gobierno (siempre que hayas votado a otro), de la troika (aunque no sepas quienes son), de los neo-liberales... Creo que no se me olvida nadie, ahhhh perdonen si que lo hago, son los demonios de gran parte de nuestros conciudadanos europeos, si, ¿no se acuerdan?, ¡los americanos!, si los Estados Unidos de América, si esos crueles personajes que son culpables de casi todo, y que pese a ser humanos como el resto, con sus aciertos y errores, son desde su origen una democracia liberal, y nos han salvado varias veces en el siglo pasado. Tenemos los Estados de hoy en día en buena parte gracias a ellos, y gracias a personas que entienden que la libertad hay que  luchar por ella día a día.
Nos hemos convertido en una sociedad sumida en el infantilismo más absoluto y encima en la mayoría de los casos malcriada. 
Queremos que solucionen los problemas de los países del norte de África y del medio y próximo oriente, ¿quién?, nos da igual pero que lo solucionen, ¿cómo es posible que pueda suceder la tragedia de esta familia siria?, ¿cómo puede suceder esto a las puertas de Europa?. (Puede suceder lejos, pero, ¿aquí?).
No queremos ver lo evidente, hoy en día, este mundo, es más que nunca una aldea global. Los problemas por muy lejos que se produzcan tarde o temprano, de una forma u otra nos afectan, y escuchen bien, ¡a todos!.
Queremos acoger a los refugiados pero que no se les ocurra tocarnos nuestra paga, pensión, atención médica, los sueldos de los funcionarios etc. Lo siento mucho pero las cosas cuestan, si, ¿no lo sabía?. Siento mucho aguarle el día pero es así. Papá Estado nos endeuda cada año en unos 60000 millones de euros, para pagar toda esta fiesta. Y cuando acojamos a toda esta gente habrá que endeudarse más. Por cierto, yo soy de los que piensan que hay que acogerlos, por supuesto, pero que asumamos que luego nos va ha costar. (Recordémoslo cuando veamos las mareas de batas blancas, camisetas verdes etc).
¡Tenemos que hacernos mayores señores!, tenemos que volver a la mentalidad de nuestros padres y abuelos que hicieron que lográramos esta pequeña libertad y comodidad de la que disfrutamos y nos estamos cargando poco a poco.
Tenemos que hacernos responsables de nuestra vida, tenemos que trabajar para vivir y ahorrar para el futuro. Los problemas lejanos y cercanos hay que afrontarlos donde ocurra y asumir que van a tener coste. 
El problema delos refugiados hay que solucionarlo en origen, en estos países que producen las guerras y la miseria que hacen que las personas huyan hacia la estabilidad y debemos aceptar que esto tiene un coste y posiblemente alto.
Bueno, perdonen si existe otra solución, y es construir un nuevo muro de Berlín por todo occidente para evitar migraciones no deseadas, a pero esta vez no para evitar que la agente se vaya de un lugar, sino para que no entren otros.
¿Creen ustedes que esta es una buena solución?
Creo que no.



No hay comentarios: